Déjame soñar con una siesta infinita,
con tu pecho de almohada
y al son de tu respirar.

Y dime de viajar a lugares inventados
con callejones hechizados 
y mil batallas por librar.

Y cuéntame que esas historias
tendrán los finales 
que un día dijimos tener tu y yo.

3 Mensajes en el contestador:

SMSC dijo...

Ainnss que cosas más bonitas escribes :)

Letrada dijo...

Tienes razón, no hay nada como la fuerza que te da el amor... y la de tus palabras tampoco se queda atras. Buena entrada. un saludo!

Manuel dijo...

Gracias :)

Publicar un comentario