Confesiones telepáticas

Ya no encuentro fuerzas para saber ni tan siquiera qué quiero yo, ¿cómo meterte en este enredado corazón con palabras que no se si te pertenecen o soy yo el déspota que quiere hacértelas encajar?

Muchas veces, han sido ya muchas veces en que he estado al borde de la llamada, del mensaje, del plantarme en tu puerta por sorpresa, para decirte que necesito tus besos, que necesito tus abrazos, tus risas, tus chistes, tus gritos, tu voz susurrándome al oído qué estás igual que yo. 

Y sin embargo nunca he dado el paso porque no creo que haya respuesta que alivie mi estado emocional, "ni contigo ni sin ti", ese debe de ser el título para esta situación... Porque no podría estar contigo, y sin embargo daría la vuelta a todo por ti. 

Te quiero, eso es seguro (o no)

2 Mensajes en el contestador:

SMSC dijo...

Las pérdidas siempre son difíciles de superar, pero hay que saber hasta que punto es uno capaz de continuar.

manolilloc2c dijo...

Querida Chica Sin Edad, me encanta que aun sigas paseando por este sitio ya tan fantasmagórico, la inspiración viene últimamente a modo de silencio y eso no casa bien con las publicaciones en un blog, pero que estés por aquí cuando decido sentarme es un lujo para mi.

Me ha resultado muy curioso tu comentario, quizás sea que al hacerlo tuyo, por alguna circunstancia interpretas que es una pérdida, es algo muy curioso, este texto es sobre una historia que aun no se ha encontrado, luego no ha tenido tiempo de perderse, es solo alguien, una gran amiga, que a veces me parece ser algo más, y otras perfecta únicamente como amiga que no es poco.

Un bs muy grande

Publicar un comentario